Google+
Provincia, Municipalidad y las "coimas" de un local nocturno
Desde la multidenunciada exRapoza, asumieron pagar sobornos al Gobierno. Para Mestre, hubo poco “acompañamiento” de la Policía.
Imagenes
Youtube
imagen

Cualquier temática parece contar con elementos para agudizar el enfrentamiento, campaña a la gobernación del año próximo mediante, entre los gobiernos de la provincia y la ciudad de Córdoba. Posiblemente, rememorando los tiempos de José Manuel De la Sota-Luis Juez, en otros tiempos.

Después de que quien fuera propietario del local nocturno Rapoza denunciara haber pagado coimas al secretario de Seguridad, Diego Hak, a través de su padre, la cuestión de la responsabilidad estatal quedó flotando en el ambiente.

Ramón Mestre no dudó en remarcar la cantidad de pedidos de clausuras e inhabilitaciones solicitadas, pero que “no sentíamos el acompañamiento de la Policía” y “debimos realizar tres denuncias judiciales”, porque las órdenes no se cumplimentaban.

Hak, que en principio había pedido licencia, tuvo que renunciar cuando la cuestión trascendió fronteras, y lo hizo cuestionando al propio Mestre

Rápidamente, el mandatario también aclaró: “Nuestras órdenes se incumplieron y hasta llegaron a cambiar de razón social. Quiero ser prudente con el trabajo de la Justicia, pero nosotros no perseguimos el narcotráfico, sino que el garante es el gobierno de la provincia. Después de tres denuncias judiciales, logramos la clausura definitiva a principios de este año”.

El vínculo con la venta de estupefacientes ocupó el lugar central en la denuncia de Hak, antes de solicitar la licencia en el cargo. El ministro de Gobierno, Carlos Massei, pidió “dejar trabajar a la Justicia”.

El funcionario provincial aclaró que “no descartamos” la existencia de personas que intenten “corromper a funcionarios”, pero dijo que “trabajamos muy bien” en la cuestión con el local que durante años permaneció abierto y vendiendo bebidas alcohólicas fuera del horario permitido por ordenanza.

A su turno, apuntando en su “lucha contra la inseguridad”, Massei dijo que en breve “estamos sumando 1300 policías más”, a la fuerza que casi suma 25.000 efectivos.