Google+
La vigencia de John William Cooke en primera persona

mlafuente
Por Manolo Lafuente
@MANOLOLAFUENTE

En primera persona, dijo.
“Sí, yo dije que “en un país colonial, las oligarquías son las dueñas de los
diccionarios”, dije eso y dije más.”
“Y de mi dijeron que fui diputado nacional, prisionero, profesor universitario,
periodista, exiliado, fugado, clandestino, conductor máximo del movimiento ,
activista revolucionario, guerrillero combatiente y teórico fundamental.”
“ Y si, fui eso y algo más, porque fui todo lo que no fuera burocrático y
corrupto.”
“Por eso escribí que los partidos políticos tradicionales no luchan por la
liberación, por la sencilla razón de que están en la trinchera enemiga. No desean
terminar con la opresión….lo que desean cambiar es la mentalidad de los
oprimidos.”
“Por eso las masas latinoamericanas no pueden hacer causa común con los
verdugos, porque ellas también están en la lista de las víctimas: no hay liberación
sin el peronismo pero el peronismo solo no puede hacer la liberación".
“Porque hay quienes ven el fin de sus privilegios como si fuese el fin de la
comunidad: confunden el no-ser burgués …con el no-ser de la Nación.”
“Por eso en mi época, la del peronismo en el poder, entre otras lindezas, el
diario La Nación escribió “No se recuerda ninguna época de fanatismo y
corrupción como ésta”. Y La Prensa: “Nunca antes en la Argentina, un gobierno
quiso mostrarse y se mostró más prepotente, omnisciente, ni llegó a dejar mayor
constancia de su incapacidad de actuar, respetar y ser respetado.”
“Cuando íbamos a cerrar La Prensa, Evita me dijo - Tenía razón el diputado
Apold. Cooke, usted es comunista.”
“No señora, yo no soy comunista, le contesté: Yo soy peronista.”
“Y le aclaré: Señora, Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el
peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el
peronismo sea una revolución.”
“Por eso les escribí a Perón desde La Habana en 1966, donde se realizaba
la Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, Africa, América
Latina.”
“Le escribí: Y a mí se me encoge el corazón de pensar que ud no esté aquí
como protagonista. Ud, que planteó como posibilidad histórica de este
período una política común a un mundo que recién comenzaba a ser
alumbrado. Ud, que desde el gobierno y en las mas desfavorables
condiciones anunció la necesidad de una voz y una política propia para el
mundo de la dependencia y el subdesarrollo, no esté aquí. Que esté Fidel,
Nasser, Mao Ho Chi Min que UD no sea uno de los que sumen su voz
rectora con Fidel ; Lázaro Cärdenas, y Allende.
Y ahora no estamos ni Eva, ni Ud, ni yo.
Pero está lo más importante.
"...La teoría política no es una ciencia enigmática cuya jerarquía cabalística
manejan unos pocos iniciados, (…) no le llega al pueblo como un conjunto de
mandamientos dictados desde las alturas, sino por un proceso de su propia
conciencia hacia la comprensión del mundo que han de transformar".
"La unidad es indispensable y será un paso previo al triunfo popular. Lo principal
es para qué hacemos la unidad, cuáles son los objetivos cercanos (como por
ejemplo las elecciones) y cuáles los grandes objetivos. Unidad para simple
usufructo politiquero, no. Sí, en cambio, para dar las grandes batallas por la
soberanía nacional y la revolución social.”
José Pablo Feinmann lo calificó como el más inteligente de los pensadores por
sobre Jauretche, Scalabrin Ortiz, y Hernández Arregui, al nivel de un Sartre, de los
grandes pensadores socialistas europeos.
Quizás porque el “Bebe” Cooke, “la mano izquierda de Perón”, título de la última
biografía política de Daniel Sorín, piensa el peronismo del 55 al 68 como “El hecho
maldito del país burgués”.
Pero por sobre todo, su primera persona mantiene una vigencia brillante como él,
triste como nuestra realidad.En primera persona, dijo.
En primera persona, dijo.
 
“Sí, yo dije que “en un país colonial, las oligarquías son las dueñas de losdiccionarios”, dije eso y dije más.”
 
“Y de mi dijeron que fui diputado nacional, prisionero, profesor universitario, periodista, exiliado, fugado, clandestino, conductor máximo del movimiento ,
activista revolucionario, guerrillero combatiente y teórico fundamental.”
 
“ Y si, fui eso y algo más, porque fui todo lo que no fuera burocrático y corrupto.”
 
“Por eso escribí que los partidos políticos tradicionales no luchan por la liberación, por la sencilla razón de que están en la trinchera enemiga. No desean terminar con la opresión….lo que desean cambiar es la mentalidad de losoprimidos.”
 
“Por eso las masas latinoamericanas no pueden hacer causa común con los verdugos, porque ellas también están en la lista de las víctimas: no hay liberación sin el peronismo pero el peronismo solo no puede hacer la liberación".
 
“Porque hay quienes ven el fin de sus privilegios como si fuese el fin de la comunidad: confunden el no-ser burgués …con el no-ser de la Nación.”
 
“Por eso en mi época, la del peronismo en el poder, entre otras lindezas, el diario La Nación escribió “No se recuerda ninguna época de fanatismo y
corrupción como ésta”. Y La Prensa: “Nunca antes en la Argentina, un gobierno quiso mostrarse y se mostró más prepotente, omnisciente, ni llegó a dejar mayor
constancia de su incapacidad de actuar, respetar y ser respetado.” 
 
“Cuando íbamos a cerrar La Prensa, Evita me dijo - Tenía razón el diputado Apold. Cooke, usted es comunista.”
 
“No señora, yo no soy comunista, le contesté: Yo soy peronista.”
 
“Y le aclaré: Señora, Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el peronismo sea una revolución”.
 
“Por eso les escribí a Perón desde La Habana en 1966, donde se realizaba la Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, Africa, América Latina”.
 
“Le escribí: Y a mí se me encoge el corazón de pensar que ud no esté aquí como protagonista. Ud, que planteó como posibilidad histórica de este período una política común a un mundo que recién comenzaba a ser alumbrado. Ud, que desde el gobierno y en las mas desfavorables condiciones anunció la necesidad de una voz y una política propia para el mundo de la dependencia y el subdesarrollo, no esté aquí. Que esté Fidel, Nasser, Mao Ho Chi Min que UD no sea uno de los que sumen su voz rectora con Fidel ; Lázaro Cärdenas, y Allende.
 
Y ahora no estamos ni Eva, ni Ud, ni yo.
 
Pero está lo más importante.
 
"...La teoría política no es una ciencia enigmática cuya jerarquía cabalística manejan unos pocos iniciados, (…) no le llega al pueblo como un conjunto de mandamientos dictados desde las alturas, sino por un proceso de su propia conciencia hacia la comprensión del mundo que han de transformar".
 
"La unidad es indispensable y será un paso previo al triunfo popular. Lo principal nes para qué hacemos la unidad, cuáles son los objetivos cercanos (como por ejemplo las elecciones) y cuáles los grandes objetivos. Unidad para simple usufructo politiquero, no. Sí, en cambio, para dar las grandes batallas por la soberanía nacional y la revolución social”.
 
José Pablo Feinmann lo calificó como el más inteligente de los pensadores por sobre Jauretche, Scalabrin Ortiz, y Hernández Arregui, al nivel de un Sartre, de los grandes pensadores socialistas europeos.
 
Quizás porque el “Bebe” Cooke, “la mano izquierda de Perón”, título de la última biografía política de Daniel Sorín, piensa el peronismo del 55 al 68 como “El hecho maldito del país burgués”.
 
Pero por sobre todo, su primera persona mantiene una vigencia brillante como él, triste como nuestra realidad.
triste como nuestra realidad.En primera persona, dijo.
“Sí, yo dije que “en un país colonial, las oligarquías son las dueñas de los
diccionarios”, dije eso y dije más.”
“Y de mi dijeron que fui diputado nacional, prisionero, profesor universitario,
periodista, exiliado, fugado, clandestino, conductor máximo del movimiento ,
activista revolucionario, guerrillero combatiente y teórico fundamental.”
“ Y si, fui eso y algo más, porque fui todo lo que no fuera burocrático y
corrupto.”
“Por eso escribí que los partidos políticos tradicionales no luchan por la
liberación, por la sencilla razón de que están en la trinchera enemiga. No desean
terminar con la opresión….lo que desean cambiar es la mentalidad de los
oprimidos.”
“Por eso las masas latinoamericanas no pueden hacer causa común con los
verdugos, porque ellas también están en la lista de las víctimas: no hay liberación
sin el peronismo pero el peronismo solo no puede hacer la liberación".
“Porque hay quienes ven el fin de sus privilegios como si fuese el fin de la
comunidad: confunden el no-ser burgués …con el no-ser de la Nación.”
“Por eso en mi época, la del peronismo en el poder, entre otras lindezas, el
diario La Nación escribió “No se recuerda ninguna época de fanatismo y
corrupción como ésta”. Y La Prensa: “Nunca antes en la Argentina, un gobierno
quiso mostrarse y se mostró más prepotente, omnisciente, ni llegó a dejar mayor
constancia de su incapacidad de actuar, respetar y ser respetado.”
“Cuando íbamos a cerrar La Prensa, Evita me dijo - Tenía razón el diputado
Apold. Cooke, usted es comunista.”
“No señora, yo no soy comunista, le contesté: Yo soy peronista.”
“Y le aclaré: Señora, Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el
peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el
peronismo sea una revolución.”
“Por eso les escribí a Perón desde La Habana en 1966, donde se realizaba
la Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, Africa, América
Latina.”
“Le escribí: Y a mí se me encoge el corazón de pensar que ud no esté aquí
como protagonista. Ud, que planteó como posibilidad histórica de este
período una política común a un mundo que recién comenzaba a ser
alumbrado. Ud, que desde el gobierno y en las mas desfavorables
condiciones anunció la necesidad de una voz y una política propia para el
mundo de la dependencia y el subdesarrollo, no esté aquí. Que esté Fidel,
Nasser, Mao Ho Chi Min que UD no sea uno de los que sumen su voz
rectora con Fidel ; Lázaro Cärdenas, y Allende.
Y ahora no estamos ni Eva, ni Ud, ni yo.
Pero está lo más importante.
"...La teoría política no es una ciencia enigmática cuya jerarquía cabalística
manejan unos pocos iniciados, (…) no le llega al pueblo como un conjunto de
mandamientos dictados desde las alturas, sino por un proceso de su propia
conciencia hacia la comprensión del mundo que han de transformar".
"La unidad es indispensable y será un paso previo al triunfo popular. Lo principal
es para qué hacemos la unidad, cuáles son los objetivos cercanos (como por
ejemplo las elecciones) y cuáles los grandes objetivos. Unidad para simple
usufructo politiquero, no. Sí, en cambio, para dar las grandes batallas por la
soberanía nacional y la revolución social.”
José Pablo Feinmann lo calificó como el más inteligente de los pensadores por
sobre Jauretche, Scalabrin Ortiz, y Hernández Arregui, al nivel de un Sartre, de los
grandes pensadores socialistas europeos.
Quizás porque el “Bebe” Cooke, “la mano izquierda de Perón”, título de la última
biografía política de Daniel Sorín, piensa el peronismo del 55 al 68 como “El hecho
maldito del país burgués”.
Pero por sobre todo, su primera persona mantiene una vigencia brillante como él,
triste como nuestra realidad.En primera persona, dijo.
“Sí, yo dije que “en un país colonial, las oligarquías son las dueñas de los
diccionarios”, dije eso y dije más.”
“Y de mi dijeron que fui diputado nacional, prisionero, profesor universitario,
periodista, exiliado, fugado, clandestino, conductor máximo del movimiento ,
activista revolucionario, guerrillero combatiente y teórico fundamental.”
“ Y si, fui eso y algo más, porque fui todo lo que no fuera burocrático y
corrupto.”
“Por eso escribí que los partidos políticos tradicionales no luchan por la
liberación, por la sencilla razón de que están en la trinchera enemiga. No desean
terminar con la opresión….lo que desean cambiar es la mentalidad de los
oprimidos.”
“Por eso las masas latinoamericanas no pueden hacer causa común con los
verdugos, porque ellas también están en la lista de las víctimas: no hay liberación
sin el peronismo pero el peronismo solo no puede hacer la liberación".
“Porque hay quienes ven el fin de sus privilegios como si fuese el fin de la
comunidad: confunden el no-ser burgués …con el no-ser de la Nación.”
“Por eso en mi época, la del peronismo en el poder, entre otras lindezas, el
diario La Nación escribió “No se recuerda ninguna época de fanatismo y
corrupción como ésta”. Y La Prensa: “Nunca antes en la Argentina, un gobierno
quiso mostrarse y se mostró más prepotente, omnisciente, ni llegó a dejar mayor
constancia de su incapacidad de actuar, respetar y ser respetado.”
“Cuando íbamos a cerrar La Prensa, Evita me dijo - Tenía razón el diputado
Apold. Cooke, usted es comunista.”
“No señora, yo no soy comunista, le contesté: Yo soy peronista.”
“Y le aclaré: Señora, Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el
peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el
peronismo sea una revolución.”
“Por eso les escribí a Perón desde La Habana en 1966, donde se realizaba
la Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, Africa, América
Latina.”
“Le escribí: Y a mí se me encoge el corazón de pensar que ud no esté aquí
como protagonista. Ud, que planteó como posibilidad histórica de este
período una política común a un mundo que recién comenzaba a ser
alumbrado. Ud, que desde el gobierno y en las mas desfavorables
condiciones anunció la necesidad de una voz y una política propia para el
mundo de la dependencia y el subdesarrollo, no esté aquí. Que esté Fidel,
Nasser, Mao Ho Chi Min que UD no sea uno de los que sumen su voz
rectora con Fidel ; Lázaro Cärdenas, y Allende.
Y ahora no estamos ni Eva, ni Ud, ni yo.
Pero está lo más importante.
"...La teoría política no es una ciencia enigmática cuya jerarquía cabalística
manejan unos pocos iniciados, (…) no le llega al pueblo como un conjunto de
mandamientos dictados desde las alturas, sino por un proceso de su propia
conciencia hacia la comprensión del mundo que han de transformar".
"La unidad es indispensable y será un paso previo al triunfo popular. Lo principal
es para qué hacemos la unidad, cuáles son los objetivos cercanos (como por
ejemplo las elecciones) y cuáles los grandes objetivos. Unidad para simple
usufructo politiquero, no. Sí, en cambio, para dar las grandes batallas por la
soberanía nacional y la revolución social.”
José Pablo Feinmann lo calificó como el más inteligente de los pensadores por
sobre Jauretche, Scalabrin Ortiz, y Hernández Arregui, al nivel de un Sartre, de los
grandes pensadores socialistas europeos.
Quizás porque el “Bebe” Cooke, “la mano izquierda de Perón”, título de la última
biografía política de Daniel Sorín, piensa el peronismo del 55 al 68 como “El hecho
maldito del país burgués”.
Pero por sobre todo, su primera persona mantiene una vigencia brillante como él,
triste como nuestra realidad.En primera persona, dijo.
“Sí, yo dije que “en un país colonial, las oligarquías son las dueñas de los
diccionarios”, dije eso y dije más.”
“Y de mi dijeron que fui diputado nacional, prisionero, profesor universitario,
periodista, exiliado, fugado, clandestino, conductor máximo del movimiento ,
activista revolucionario, guerrillero combatiente y teórico fundamental.”
“ Y si, fui eso y algo más, porque fui todo lo que no fuera burocrático y
corrupto.”
“Por eso escribí que los partidos políticos tradicionales no luchan por la
liberación, por la sencilla razón de que están en la trinchera enemiga. No desean
terminar con la opresión….lo que desean cambiar es la mentalidad de los
oprimidos.”
“Por eso las masas latinoamericanas no pueden hacer causa común con los
verdugos, porque ellas también están en la lista de las víctimas: no hay liberación
sin el peronismo pero el peronismo solo no puede hacer la liberación".
“Porque hay quienes ven el fin de sus privilegios como si fuese el fin de la
comunidad: confunden el no-ser burgués …con el no-ser de la Nación.”
“Por eso en mi época, la del peronismo en el poder, entre otras lindezas, el
diario La Nación escribió “No se recuerda ninguna época de fanatismo y
corrupción como ésta”. Y La Prensa: “Nunca antes en la Argentina, un gobierno
quiso mostrarse y se mostró más prepotente, omnisciente, ni llegó a dejar mayor
constancia de su incapacidad de actuar, respetar y ser respetado.”
“Cuando íbamos a cerrar La Prensa, Evita me dijo - Tenía razón el diputado
Apold. Cooke, usted es comunista.”
 
“No señora, yo no soy comunista, le contesté: Yo soy peronista.”
“Y le aclaré: Señora, Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el
peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el
peronismo sea una revolución.”
“Por eso les escribí a Perón desde La Habana en 1966, donde se realizaba
la Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, Africa, América
Latina.”
“Le escribí: Y a mí se me encoge el corazón de pensar que ud no esté aquí
como protagonista. Ud, que planteó como posibilidad histórica de este
período una política común a un mundo que recién comenzaba a ser
alumbrado. Ud, que desde el gobierno y en las mas desfavorables
condiciones anunció la necesidad de una voz y una política propia para el
mundo de la dependencia y el subdesarrollo, no esté aquí. Que esté Fidel,
Nasser, Mao Ho Chi Min que UD no sea uno de los que sumen su voz
rectora con Fidel ; Lázaro Cärdenas, y Allende.
Y ahora no estamos ni Eva, ni Ud, ni yo.
Pero está lo más importante.
 
"...La teoría política no es una ciencia enigmática cuya jerarquía cabalística
manejan unos pocos iniciados, (…) no le llega al pueblo como un conjunto de
mandamientos dictados desde las alturas, sino por un proceso de su propia
conciencia hacia la comprensión del mundo que han de transformar".
"La unidad es indispensable y será un paso previo al triunfo popular. Lo principal
es para qué hacemos la unidad, cuáles son los objetivos cercanos (como por
ejemplo las elecciones) y cuáles los grandes objetivos. Unidad para simple
usufructo politiquero, no. Sí, en cambio, para dar las grandes batallas por la
soberanía nacional y la revolución social.”
 
José Pablo Feinmann lo calificó como el más inteligente de los pensadores por
sobre Jauretche, Scalabrin Ortiz, y Hernández Arregui, al nivel de un Sartre, de los
grandes pensadores socialistas europeos.
Quizás porque el “Bebe” Cooke, “la mano izquierda de Perón”, título de la última
biografía política de Daniel Sorín, piensa el peronismo del 55 al 68 como “El hecho
maldito del país burgués”.
Pero por sobre todo, su primera persona mantiene una vigencia brillante como él,
triste como nuestra realidad.En primera persona, dij