Google+
A la final, por una plantilla inteligente para diabéticos
El proyecto se denomina Ebers y está en la instancia clave del concurso “Una idea para cambiar la historia” del History Channel.
Imagenes
Youtube
imagen

A veces silenciosa, la diabetes puede provocar severos daños en los nervios o los vasos sanguíneos, con la consecuente pérdida de sensibilidad ante cortaduras o llagas. En las extremidades inferiores, estas lesiones pueden causar úlceras e infecciones que, en casos graves, pueden requerir amputación. Los pies, zona de alta presión, suele ser una zona propicia para ampollas o lastimaduras, por lo que los controles periódicos resultan esenciales.

En el año 2016, Facundo Noya, estudiante de la Universidad Nacional de Córdoba vivió de cerca una cruda experiencia. En un hospital de Entre Ríos una mujer sufrió la amputación de un pie tras haber pisado una chinche.

De inmediato se embarcó en un proyecto para ayudar a quienes padecen la cruel enfermedad. Durante un año, junto a un compañero de la carrera de Ingeniería Biomédica de la UNC, elaboró una plantilla que mide las presiones que soportan las extremidades inferiores durante el transcurso del día. 

La información recogida es enviada vía bluetooth al teléfono celular del usuario para que luego sea evaluada por el médico.

Cuando la aplicación móvil identifica una presión anómala o muy elevada, alerta al usuario –con sonido y vibración– para que corrija la posición del pie o revise su calzado.

La plantilla cuenta con 21 sensores y fue realizada con tecnología de impresión en 3D para el trabajo final de la carrera. Desde entonces han recorrido un largo recorrido para lograr los apoyos necesarios para una producción a escala del producto.

Premios

En un año y medio, el proyecto Ebers ha participado en distintos concursos. En tres ocasiones el equipo (integrado por estudiantes de distintas disciplinas) se llevó el máximo galardón: el concurso “Emprende ConCiencia” del Ministerio de Producción y la Fundación Invap; el concurso Masterpiece de la empresa Linvigtalent, en Dubai; el fondo semilla por Potencia Sueños de la ciudad de Buenos Aires.

Con tales distinciones logró casi medio millón de pesos que permitieron avanzar en el desarrollo de las herramientas. 

Además, ha contado con un subsidio del programa “Jóvenes del Centenario”, de la Agencia Córdoba Joven.

Actualmente se encuentran diseñando un tercer prototipo. El mismo está siendo validado, mediante pruebas clínicas, con pacientes de los hospitales Rawson y Córdoba, de la capital provincial, y el respaldo del hospital Italiano de Buenos Aires.

En paralelo, el proyecto participa de la final del concurso Una idea para cambiar la historia del History Channel. El dinero que puedan obtener como galardón los ayudaría en las etapas posteriores.

Quienes quieran brindar su voto pueden ingresar a este link o a la página del proyecto.