Google+
El Gobierno descartó un veto presidencial contra el aborto
El jefe de Gabinete Marcos Peña lo aseguró frente a la presión que ejercen los representantes de la Iglesia católica.
Imagenes
Youtube
imagen

Ante la presión de la Iglesia católica, contra el proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, el Gobierno ratificó que no vetará la ley si se promulga en el Senado.

El jefe de Gabinete Marcos Peña, tras la reunión con el equipo de ministros en la Casa Rosada, desalentó la posibilidad de un veto presidencial.

"El Presidente ha sido claro en su convicción sobre la importancia de dar un debate republicano, que implica respetar el resultado y por supuesto no vetar la ley", afirmó el funcionario en rueda de prensa.

Las declaraciones oficiales cobran interés después que, diferentes representantes del culto católico, alzaron la voz contra el proyecto que se aprobó en Diputados acompañado de un multitudinaria manifestación de pañuelos verdes en las calles.

En este sentido Carlos Ñañez, arzobispo de Córdoba, elevó una plegaria a la Virgen durante el acto del 9 de julio: "Te pedimos que intercedas ante tu hijo, Jesucristo, para que ningún Caín pueda plantar su tienda sobre nuestro suelo. Pero también para que ningún Abel inocente bañe con su sange las calles de nuestro suelo patrio", expresó. (Ver:"Aborto: Ñañez pidió a la ciudadanía tener 'memoria cívica'")